1. La universidad como administradora del conocimiento y el dinero: algunas consecuencias – Oscar Orellana Las fuerzas del mercado han afectado profundamente las tareas fundamentales de la universidad, a saber: la creación, procesamiento y diseminación del conocimiento. Se puede discutir que estas fuerzas hayan provisto a la universidad de acceso: a mayor riqueza, mejores estudiantes, y una relación más fuerte con la economía. Sin embargo, esas mismas fuerzas también han aumentado las desigualdades al interior de la universidad; disminuido el control de la universidad sobre sus propias funciones, procesos, actividades, programas y estudiantes; y debilitado la misión de la universidad de servir a la sociedad civil como un todo. Es probable que esta paradoja se puede explicar examinando como las fuerzas del mercado han afectado las universidades en cuatro esferas de actividad: las finanzas, la educación de pregrado y postgrado, investigación básica en ciencia y tecnología, y la participación en el desarrollo económico regional y nacional. En efecto, no debiera ser difícil argumentar a favor de que (siga leyendo)